5 maneras de quitar la maicena del fondant oscuro

Es una pesadilla cuando quieres forrar una tarta, negra, negrísima, y el fondant se mancha con maicena o con azúcar glas. Lo ideal, claro está, sería que no llegase nada de maicena a la superficie de la tarta forrada, pero eso, si tienes que alisar la tarta o marcar los bordes y los alisadores se empiezan a pegar al fondant, es imposible. Vamos, que lo normal es que en vez de tu tarta negrísima te encuentres con una tarta de fondant de un negro con manchas grisáceas o blanquecinas.

¿Y cómo deshacerse de esas manchas? Pues investigando he descubierto un montón de maneras y, por supuesto, las he probado, y os puedo contar los resultados.

Os presento cinco formas de limpiar el fondant oscuro manchado con maicena o azúcar glas, ordenados de menor a mayor agresividad. Para comprobar la efectividad de cada método he incluido en las fotos, además del fondant “tratado”, una muestra de fondant de “control”, que corresponde al fondant negro sin manchar.

Bueno, ¡vamos allá!

LIMPIANDO FONDANT:

CON BROCHA

Es la forma más sencilla. Simplemente, pasamos una brocha de pelo suave por la zona manchada.

LimpiandoFondant_Brocha

Este método retira la maicena superficial, pero si hemos frotado a conciencia con los alisadores la maicena se habrá mezclado íntimamente con el fondant y no saldrá, como se aprecia en la siguiente foto:

Brocha

CON UN TROZO DE FONDANT FRESCO

Cogemos un trozo de fondant y frotamos con él la superficie. No hace falta ni que sea del mismo color, y además ¡es un método estupendo para alisar la tarta!

LimpiandoFondant_Fondant

Este es un método sencillo, nada agresivo, que mejora el acabado del fondant, y elimina bastante las manchas sobre la tarta recién forrada.
Fondant

CON CRISCO

Untamos una pequeña cantidad de crisco en la zona manchada, con un papel de cocina.

LimpiandoFondant_Crisco

Veréis que queda brillante y algo grasiento al aplicarlo, pero si lo hacemos cuando el fondant está todavía fresco, el fondant absorbe la grasa del crisco y una vez seco no se aprecian diferencias de color.

CriscoFresco

Sin embargo, si lo hacemos cuando el fondant ya ha endurecido, nunca dejará de estar grasiento, se notarán diferencias de color y brillo, y donde toquemos quedará una marca de dedos…Así que, si no hay más remedio que optar por el crisco sobre el fondant ya endurecido, mejor darle una capa a toda la tarta, y tocarla lo menos posible después.
CriscoSeco

Emplead un papel de cocina que no suelte pelo, no como yo, que he dejado el fondant lleno de pequitas…

CON VODKA

Bueno, quien dice vodka, dice ginebra o el licor que tengáis por casa. Con mucho alcohol, eso sí, para que se evapore lo antes posible. Simplemente, aplicamos con un pincel por la superficie a limpiar.

LimpiandoFondant_Vdka

El problema del licor es que además de llevarse la maicena disuelve la capa superficial del fondant. Consecuencia, la superficie queda mate y algo áspera, pierde el brillo. Y además, en el fondant oscuro se notan las pinceladas…

Vodka

CON VAPOR

Si tenéis algún artefacto de los que generan vapor, un hervidor de agua, una plancha de viaje de vapor o una limpiadora a vapor, por ejemplo, podéis emplear el vapor para limpiar el fondant.

LimpiandoFondant_Vaporera

Para ello hay que llevar vapor a la tarta, a la zona manchada, ¡pero sin pasarse, o lo desharéis! Mejor poco a poco, y manteniendo la fuente de vapor a distancia.

LimpiandoFondant_Vapor

Es un método efectivo, pero necesita práctica, y ha de hacerse con cuidado, ya que si nos pasamos se disolverá la capa superficial del fondant. En la foto de la derecha, por ejemplo, se aprecian unas manchas en las esquinas de la muestra de fondant limpiado con vapor, en los puntos donde se acumuló más el vapor y se condensó agua.

Vapor

CONCLUSIONES:

De los métodos empleados para limpiar el fondant, tenemos que:

  • La limpieza con brocha es demasiado suave, sólo elimina la maicena más superficial y no nos libra de las manchas.
  • Con vodka se disuelve la capa superior del fondant y cambia su textura superficial. Aunque en fondant claro es un buen método de limpieza, en fondant oscuro pueden notarse marcas.
  • La aplicación de vapor es efectiva para eliminar la maicena, pero es un método peligroso si no se tiene práctica previa. ¡Podemos llegar a deshacer el fondant!

LimpiandoFondant_todos

Las mejores opciones, en mi opinión, son el alisado con un trozo de fondant, y el untado con crisco cuando el fondant de la tarta todavía está fresco.

¿Qué hago yo? Pues en primer lugar froto con fondant la zona manchada, y si no consigo que se vayan del todo las manchas aplico un nada de crisco y lo dejo secar. Resultado: fondant negro, negrísimo!

¿A que ya no tenéis miedo de forrar con fondant negro? 😉

 

Besos,

Maria

Y tú…de quién eres?

¿De Star Wars o de Star Trek?

¿O de las dos?!!!

Pues aunque parezca mentira, tengo unos amigos que de las dos!!!

Así que cuando mi amiga me pidió que les hiciese la tarta para su boda anduvimos un buen tiempo perdidas con el diseño, sin encontrar la combinación perfecta, que lo tuviese todo.

Teníamos un batiburrillo de posibles elementos a disponer de los dos universos, pero totalmente desordenados: lemas y federaciones varias, orejas puntiagudas, Darth Vader, novios y niños, robots, naves espaciales…menudo lío!

TartaStarWarsTrek lema
Sigue leyendo

Mi obsesión por los bordes perfectos

Forrada desnuda

Efectivamente, he intentado negarlo, pero me tengo que rendir ante las evidencias…estoy obsesionada con los bordes perfectos!!!

No sé muy bien cómo empezó, porque yo hacía las tartas con su borde “naturalmente redondeado”, y no quedaban mal del todo.

Tarta Fórmula 1

Pero empecé a ver cosas, investigar cosas, probar cosas, y a jugar con la ganache, con los métodos de relleno y forrado, y con las distintas marcas de fondant. Sigue leyendo

Historia de una tarta

O de cómo a veces las cosas quedan bien aunque se empeñen en salir mal.

Wonky cake

El pasado verano decidí hacer una tarta para mí, sólo para mí (bueno, y para las otras 19 personas que me ayudasen a acabar con ella), y de paso aprovechar para probar nuevas técnicas:

Iba a ser una tarta de dos pisos inclinados; el inferior cubierto con un mar de pétalos-círculo en varios tonos de verde, sobre todo verde esmeralda. El piso superior iría forrado en blanco y pintado en bandas de colores degradados desde el esmeralda al morado, pasando por el turquesa. Como remate, una magnolia con el centro verde con una pizca de morado.

Así, sobre el papel, me parecía que iba a ser una tarta preciosa. El problema es que cuando te enfrentas a decoraciones que no has probado nunca…te pueden salir TODAS mal!!

En realidad la cosa empezó bastante bien, con el corte de los bizcochos y la cubierta de ganache. Estaba tan contenta con mis tartitas…

Wonky cake. Piso superior

El piso superior, preparado

Wonky cake. Piso inferior

El piso inferior, preparado.

Wonky cake. Tartas

Ya estaban los dos pisos preparados.

El primer desastre vino porque, como la tarta era para mí, no le hice ni sitio en la nevera, a la pobre, y el piso pequeño sufrió el impacto de un rayo de sol directo a las cinco de la tarde. Total, que pese a tener el aire acondicionado puesto en la habitación, justamente donde daba el rayo el termómetro marcaba 35º!!! Consecuencia: DRAMA total. La ganache que diez minutos antes era una roca se disgregó en chocolate y aceite, y la tarta se vino abajo.

Wonky cake. Derrumbe

Nooooooo!!! Drama en la cocina!

Bueno, siendo positiva, ahora podía practicar de nuevo el corte del bizcocho…

Vale, ya está!

Wonky cake. Piso superior rehecho

El nuevo piso superior, preparado.

Y el forrado y el montaje por suerte fueron muy bien, así que después de practicar la pintura sobre fondant variando tonos y pinceles me lancé a pintar el piso pequeño. Problema: no es lo mismo pintar una plancha de fondant horizontal que vertical, y al cabo de un rato la tarta estaba llena de chorretones horribles! Mi solución: eliminar toda la pintura con vodka y dejarla secar.  Pero el fondant quedó mate, áspero y con alguna mancha imposible de eliminar, así que decidí darle un acabado perlado uniforme a todo el piso (en vez de quitar el fondant y volver a cubrir, que hubiese sido más fácil pero no se me ocurrió!).

Elegí un tono rosa perla que combinaría bien con el verde que tenía planeado para el piso inferior, y me puse a perlar…y el rosa perla del bote se transformó en naranja en contacto con el aire! Ya no podía decorar el piso de abajo en verde esmeralda, y ya lo tenía forrado de verde!!!

En fin, hice la decoración con circulitos en dos tonos de lila que combinaban con el anaranjado, intentando que no se viese el fondo verde… menos mal que era para mí….

Pétalos

Aún se ve el verde del fondo en algunas zonas…

Ya sólo faltaba ensamblar la magnolia y ponerla encima de la tarta! Tenía preparados pétalos y centros para dos flores completas y estaban secos dos días antes, pero cuando fui a montar (maldita humedad) vi que un montón de pétalos se habían roto, y otros se partían mientras los ensamblaba! Horrible. A duras penas conseguí una flor que soportase la sesión de fotos.

Magnolia

…qué poco duró, la pobre!

En resumen: creo que es la tarta con la que más he aprendido y, además, me gusta cómo quedó, a pesar de todo ;-D

Wonky cake

Wedding wonky cake

Qué os parece?

Besos