Historia de una tarta

O de cómo a veces las cosas quedan bien aunque se empeñen en salir mal.

Wonky cake

El pasado verano decidí hacer una tarta para mí, sólo para mí (bueno, y para las otras 19 personas que me ayudasen a acabar con ella), y de paso aprovechar para probar nuevas técnicas:

Iba a ser una tarta de dos pisos inclinados; el inferior cubierto con un mar de pétalos-círculo en varios tonos de verde, sobre todo verde esmeralda. El piso superior iría forrado en blanco y pintado en bandas de colores degradados desde el esmeralda al morado, pasando por el turquesa. Como remate, una magnolia con el centro verde con una pizca de morado.

Así, sobre el papel, me parecía que iba a ser una tarta preciosa. El problema es que cuando te enfrentas a decoraciones que no has probado nunca…te pueden salir TODAS mal!!

En realidad la cosa empezó bastante bien, con el corte de los bizcochos y la cubierta de ganache. Estaba tan contenta con mis tartitas…

Wonky cake. Piso superior

El piso superior, preparado

Wonky cake. Piso inferior

El piso inferior, preparado.

Wonky cake. Tartas

Ya estaban los dos pisos preparados.

El primer desastre vino porque, como la tarta era para mí, no le hice ni sitio en la nevera, a la pobre, y el piso pequeño sufrió el impacto de un rayo de sol directo a las cinco de la tarde. Total, que pese a tener el aire acondicionado puesto en la habitación, justamente donde daba el rayo el termómetro marcaba 35º!!! Consecuencia: DRAMA total. La ganache que diez minutos antes era una roca se disgregó en chocolate y aceite, y la tarta se vino abajo.

Wonky cake. Derrumbe

Nooooooo!!! Drama en la cocina!

Bueno, siendo positiva, ahora podía practicar de nuevo el corte del bizcocho…

Vale, ya está!

Wonky cake. Piso superior rehecho

El nuevo piso superior, preparado.

Y el forrado y el montaje por suerte fueron muy bien, así que después de practicar la pintura sobre fondant variando tonos y pinceles me lancé a pintar el piso pequeño. Problema: no es lo mismo pintar una plancha de fondant horizontal que vertical, y al cabo de un rato la tarta estaba llena de chorretones horribles! Mi solución: eliminar toda la pintura con vodka y dejarla secar.  Pero el fondant quedó mate, áspero y con alguna mancha imposible de eliminar, así que decidí darle un acabado perlado uniforme a todo el piso (en vez de quitar el fondant y volver a cubrir, que hubiese sido más fácil pero no se me ocurrió!).

Elegí un tono rosa perla que combinaría bien con el verde que tenía planeado para el piso inferior, y me puse a perlar…y el rosa perla del bote se transformó en naranja en contacto con el aire! Ya no podía decorar el piso de abajo en verde esmeralda, y ya lo tenía forrado de verde!!!

En fin, hice la decoración con circulitos en dos tonos de lila que combinaban con el anaranjado, intentando que no se viese el fondo verde… menos mal que era para mí….

Pétalos

Aún se ve el verde del fondo en algunas zonas…

Ya sólo faltaba ensamblar la magnolia y ponerla encima de la tarta! Tenía preparados pétalos y centros para dos flores completas y estaban secos dos días antes, pero cuando fui a montar (maldita humedad) vi que un montón de pétalos se habían roto, y otros se partían mientras los ensamblaba! Horrible. A duras penas conseguí una flor que soportase la sesión de fotos.

Magnolia

…qué poco duró, la pobre!

En resumen: creo que es la tarta con la que más he aprendido y, además, me gusta cómo quedó, a pesar de todo ;-D

Wonky cake

Wedding wonky cake

Qué os parece?

Besos

Anuncios

20 comentarios en “Historia de una tarta

  1. Pues me parece preciosa y contando tus peripecias consigues enseñarnos lo que hay o no hay que hacer a la hora de montar una tarta como ésta (que de momento no me atreví hacer, pero seguro que me servirá). Con lo cual, agradezco tu generosidad, pues si no hubieras dicho nada, nadie se habría enterado. Como siempre un placer pasar por aquí, besos 🙂

  2. pues a mi me encanta!! y el.tono que te adquirió el piso superior también me encanta y la flor preciosa!! a veces mientras mas tartas hacemos mas exigentes nos volvemos…un besin

  3. Jolin, menuda aventura, pero saliste al paso de todas las piedras del camino, y el resultado, una tarta estupenda, preciosa, vamos nadie diría que fue resultado de tantos problemas técnicos. Enhorabuena

  4. Madre mía!!
    Con esto no sólo nos demuestras tu paciencia, perseverancia y buen gusto…. Ahora sabemos que además tienes un gran sentido del humor!!! Je je je…. Muuuua

  5. Claro que has aprendido muchísimo, y nosotras también! Lo mejor de todo es que has sido valiente, continuaste adelante y resolviste estupendamente todas las dificultades que se presentaron! Enhorabuena, te ha quedado genial!

  6. Lo mejor es saber como resolver los inconvenientes y con tu relato ayudas precisamente a eso….yo no sabia que con vodka podía retirar la pintura.Quedó linda.

  7. A mí me encanta !!! y porque has contado tus aventuras sino nadie se entera ni del cambio de colores. Ya contarás como has hecho la decoración de la parte de abajo de la tarta, no se cómo pegas los circulos pequeños a la tarta y me gusta mucho cómo quedan.l
    Muchos besicos guapetona,
    Ana Sánchez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s